Otoplastía - Orejas aladas
También conocida como orejas aladas, esta intervención quirúrgica buscar reducir la prominencia y alteración del ángulo en que la oreja sobresale. Los pacientes que se someten a esta intervención son aquellos cuydas orejas ya se han desarrollado por completo, que corresponden más o menos a la edad de 4 a 6 años.

Las incisiones de la cirugía se realizan en la parte de atrás de la oreja, en el surco retroauricular para remodelar el cartílago auricular y luego se sutura para que estas modificaciones se consoliden. Al finalizar se coloca un vendaje tipo turbante por unos días para evitar las posibilidades de que se doble de forma accidental además de asegurar la zona operada. En casos especiales se deben hacer pequeñas incisiones en la parte anterior que se harán de forma que sean disimulables.

La anestesia dependerá si el paciente es niño o adulto. En el primer caso se utiliza anestesia general y en el segundo anestesia local, más sedante. La duración del procedimiento es de aproximadamente una hora dependiendo de cada paciente.

Una vez realizada una Otoplastía se debe esperar unas semanas para que el edema, el enrojecimiento y eventuales moretones desaparezcan. La persona operada podrá retornar a sus actividades diarias luego de un par de días de reposo, si quiere hacer ejercicios debe esperar entre 3 y 4 semanas.

Se debe evitar la ingesta de medicamentos anticoagulantes, al menos 10 días antes de la cirugía para controlar los pequeños sangramientos y disminución de moretones.

Las complicaciones de esta cirugía son:

•Hematomas: Son frecuentes y requieren de curaciones simples.

•Infección: Se debe a gérmenes que son parte de la flora habitual del paciente. Para controlarla se dan antibióticos para prevenir.

•Pérdidas de piel: No es común pero sucede. Se debe poner antibiótico ungüento y esperar a que cicatrices.

•Cicatrices queloides: Es poco frencuente este tipo de complicación dependiendo de la cicatrización del paciente.

Salud y Bienestar