Cirugía Plástica y Reparadora en Clínica Lo Curro
Las mujeres por genética son propensas a la acumulación de grasa en los brazos, si a eso se le suma el pasar de los años, no realizar ejercicio regularmente y no cuidar su alimentación, serán una persona propensa a tener brazos gruesos con exceso de grasa, piel laxa y colgante.

A la hora de elegir este tipo de procedimiento debe consultar a un Cirujano Plástico para evaluar las alternativas dependiendo de las expectativas del paciente. En algunos casos, la paciente opta por grandes cicatrices para eliminar área de piel colgante y fláccida. Mientras que otras, una vez evaluada las alternativas optan sólo por una liposucción, y esconder la piel colgante bajo la ropa.

Para reducir los brazos en primer lugar se realiza una liposucción de la parte inferior y posterior del brazo. En el caso que exista exceso de piel y la paciente está de acuerdo, se hace una resección quirúrgica de un segmento cutáneo en la zona posterior del brazo.

Cuando el paciente tiene un pequeño exceso de piel bajo la axila, la solución quirúrgica consiste en hacer un corte transversal para eliminar los centímetros de piel y grasa colgante. En caso contrario, si la piel sobra a lo largo de todo el brazo, se requiere una incisión larga, lo que producirá una gran cicatriz que puede llegar hasta el codo.

El proceso de cicatrización para pacientes que se someten a un lifting de brazos toma meses, va a depender específicamente de las características genéticas de cada persona. La cicatrización de la parte posterior del brazo es generalmente de mala calidad, puede tornarse dura, solevantada y tirante pero como se mencionaba anteriormente todo dependerá de la gen%eacute;tica de cada paciente. La recuperación de esta intervención quirúrgica es larga, ya que las zonas de piel extraídas son amplias y están a merced de los efectos de la gravedad.

Como paciente debe considerar los siguientes aspectos que son importantes una vez realizado el procedimiento quirúrgico:

1–Podrá volver a la mayoría de sus actividades normales a las tres semanas de realizado el procedimiento.

2–Debe evitar el ejercicio físico por las cuatro semanas siguientes.

3–Debe cuidar las cicatrices, acudiendo a sus controles habituales de enfermería.

Salud y Bienestar.